domingo, 13 de marzo de 2011

Músicos de ayer y del mañana

Hoy en nuestra sección, entrevistamos al director de la banda Alberto Merchán Domínguez. nacido el 20 de Mayo de 1971, empezó en la banda como percusionista, con la caja, que más tarde cambió por el clarinete, instrumento al que hoy dedica su trabajo como profesional. Como director comenzó su andadura en el año 1996 junto a Miguel Ángel Santayana, y ya en solitario desde el 2004 hasta nuestros días.

Pregunta: ¿Por qué o quién entraste en la banda?
Respuesta: Por los amigos que se apuntaron, y también por tradición familiar,ya que mi padre estaba en la banda. Estuve un año y me salí, entonces estaba de profesor Emilio Bellota. Luego lo retomé, cuando entró de profesor Jesus Falcés.

P: ¿Tienes antecedentes familiares en la banda?
R: Si, mi padre que tocaba la trompeta.

P: ¿Por qué elegiste la percusión, y posteriormente el clarinete como instrumento?
R: La percusión porque era lo que más me gustaba, y el clarinete porque antes estabas un poco a lo que hiciese falta en la banda en ese momento. Entonces el maestro me dijo que como de percusión había bastantes, que tenía que coger otro instrumento; esto me llevó a enfadarme e irme por un tiempo (dice entre risas). Pero luego volví y empecé con el clarinete, y la verdad es que no me arrepiento.

P: ¿Cómo recuerdas tu primera actuación en la banda?
R: La primera como músico creo que fue en el 1981, aquí en Cadalso en un Corpus Christi, y como director fue en Almorox, en unos bailes que hacía la banda en Mayo.

P: Tantos años en la banda, tendrás muchas personas que recordar, pero si tuvieses que recordar un músico que te ayudó o quien te empezó a dar tus primeros consejos como músico en la banda.
R: Pues mi padre, mi hermano Jose, Tomás, Miguel. Y luego eramos un buen grupillo, los que empezamos en la banda casi al mismo tiempo

P: ¿En qué lugares eran los que mas te gustaba tocar, toros, procesiones, conciertos y por qué?
R: Pues sobre todo ir a los pueblos por el tema del ligue (risas), luego pues gracias a la banda conocí a mi mujer Ana. Te lo pasabas bien, ibas con el grupillo de amigos y había buen rollo.


P: Lo que menos te gustaba ir a tocar era…
R: Tocar bailes hasta las 3 de la madrugada, sobre todo en Sotillo. Ya que como antes no habia orquestas, pues tenías que hacer los bailes la banda antes de cenar y después.

P: Nombre de una obra que te guste.
R: Pues como obra me gusta mucho 1812 de Tchaikovsky, y más de banda pues el pasodoble Agüero, o El Ciclo de los Ríos que fue la primera que hice como director.

P: Un viaje o actuación que tengas especial recuerdo.
R: Me hubiese gustado ir a la Expo, ya que yo no pude. Todos los viajes con la banda han estado bien, al principio se pasan algo de nervios por la actuación, pero ves luego el buen ambiente que hay y se pasan. Como concierto tengo un muy buen recuerdo del Festival de Bandas de Cadalso, hace unos tres años, que tocamos la banda sonora de El último mohicano.

P: ¿Como consideras de importante la banda en Cadalso?
R: Pues es fundamental la banda, ya que hacer música y encima poder hacer lo que te gusta, es muy importante. También gracias a la banda, pues aquí en el pueblo, hay gente que nos hemos podido dedicar a la música profesionalmente.

P: ¿Que consejos darías a los nuevos músicos que entran en la banda?
R: Que estudien y hagan lo que les guste.

P: ¿Te gustaría que alguien de tu familia siguiese con la música?
R: Si, aunque no sea profesionalmente, y que sea como hobby; me gustaría inculcarles ese amor por la música.

P: Para finalizar, cuéntanos una anécdota que te haya sucedido.
R: Pues antes el grupo este de amiguetes que estábamos en la banda, la verdad es que nos gustaba estar mucho de bromas, y recuerdo una vez en Sotillo, que teníamos que tocar el baile; y antes de empezar cada obra el director sacaba la partitura suya (el guión) de la obra que fuésemos a tocar y nos la enseñaba a todos para saber que partitura poner los músicos, y se lo cambiamos por una revista del Interviu.
Otra vez, en Hoyo de Pinares, como siempre estábamos picados a hacer bromas entre el director y el grupo de amigos, no recuerdo que broma le gastamos a él primero, que luego se vengó de nosotros. Nos metió a cada uno, huevos en la chaqueta y cuando fuimos a los toros y metimos las manos en los bolsillos, imagínate como estábamos todos de huevo (ríe). Luego nosotros se la devolvimos. 
Pero había muy buen rollo con Jesus Falcés, se lo tomaba bien.
Cuando ibamos a tocar allí, a Hoyo de Pinares, como se tocaba por la mañana y por la tarde, nos ibamos a un pantano a comer todos juntos, uno llevaba una cosa, otro llevaba otra y la verdad es que había buen ambiente.


Y dando las gracias a Alberto por su colaboración, nos despedimos de él, ya que tiene que empezar el ensayo para preparar las obras con las que nos sorprenderán este año en las actuaciones que tiene la banda de música.


1 comentario:

Lolo dijo...

Buena entrevista. Deseando ver la siguiente.